Admisiones 2014  

2009.06.23
Cuando un amigo se va… permanecen los lindos recuerdos

Con gran tristeza compartimos con ustedes las tristísimos noticias del fallecimiento de nuestro gran amigo, el querido Jacobo “Pipo” Kovadloff.

Jacobo murió en el día de ayer - 17 de junio de 2009 - , en Arizona – donde estaba residiendo desde hace algún tiempo, acompañado por su familia. Nos deja con un inmenso vacío a todos los que tuvimos la gran suerte de conocerlo. Nos permitió beneficiarnos de su sabiduría y de su vasta experiencia en los quehaceres comunitarios, empaparnos de su compromiso inamovible con las mejores causas del pueblo judío y de la humanidad y disfrutar de su agudeza mental, su sentido del humor y su dulzura.

Hace algunos años el American Jewish Committee le otorgó el Premio por el Liderazgo Profesional, en reconocimiento a su abnegada labor política y comunitaria por más de 40 años.

Fue Presidente de la Sociedad Hebraica Argentina, vicepresidente de la DAIA y director de la Oficina del A.J.C. (Comité Judío Americano) en la Argentina, en uno de los períodos más difíciles de la historia argentina, defendiendo los intereses comunitarios y los derechos humanos con mucha valentía.

En el año 1977 fue trasladado a Nueva York, donde fue designado asesor del A.J.C. en los asuntos latinoamericanos.

En su momento, la AMIA, durante la presidencia de Abraham Kaul, le entregó a Jacobo “Pipo” Kovadloff una distinción en nombre de la Comunidad Judía de la Argentina “en mérito a su relevante trayectoria personal, a su indeclinable compromiso con los valores judíos, y, muy especialmente, en reconocimiento a su permanente apoyo a la comunidad judía argentina y a nuestra Institución”.

“Don Pipo”, tus amigos del Seminario Rabínico Latinoamericano, te extrañaremos enormemente.